Dejad de lloriquear. Meredith Haaf

20130303-203346.jpg

Meredith Haaf publica un retrato bastante cercano a la realidad del comportamiento de la generación de los 80 – 90. Retrata cómo se comporta esta masa social y cuáles son los grandes problemas a los que se tiene que enfrentar. Uno de estos grandes problemas es, como la misma autora escribe, las enormes colas de Rayanair que tenemos que soportar cada vez que tomamos un avión.

Nos encontramos ante una generación que no deja de preocuparse de cosas superfluas, de cosas que tienen fácil solución o que, en caso de no tener solución, no pasaría nada. Una generación que ha tenido todas las facilidades del mundo para poder introducirse en esa sociedad del consumo que estamos viviendo, para poder estudiar, para disponer del último iPhone, para elegir su viaje de fin de curso… Una generación conformista con poca, o nula, conciencia social y política.

La generación sin futuro le llaman. Un grupo de jóvenes que tienen un mayor acceso a la información de lo que ha tenido ninguna otra generación que la precediese. Una generación que ha nacido con un régimen de bienestar que nunca antes se había dado. Y, sin embargo, no se atreven a mirar al futuro por el imperante pesimismo que ellos mismos se autoimponen (Y que los medios de comunicación se encargan de que no se les olvide.)

Personalmente, y como individuo que entra dentro del grupo de edad al que se refiere la autora en su ensayo, no puedo estar más de acuerdo. Todas las noticias que me llegan son pesimistas en cuanto a mi futuro, prácticamente desde los medios de comunicación se nos está diciendo que nos marchemos del país cuanto antes, que esto no tiene remedio. No dejo de interaccionar con individuos próximos a mi que se muestran preocupados por diversas cuestiones que, a mi entender, la gran mayoría son superfluas. Existe una muy poca conciencia social y política por parte de la juventud, lo que provoca que las élites se comportan como se comportan, ya que son conscientes que la juventud, en su gran mayoría, no está políticamente concienciada ni preparada para hacerles frente.
Nos preocupamos de no poder asistir a un viaje por no tener dinero, nos preocupamos de no poder compramos el último ordenador que sale al mercado, pero no nos preocupamos de que nos estén recortando servicios desde los altos mandos de la ésfera política que han costado mucho de conseguir. No nos preocupamos de lo que está ocurriendo en Oriente, miramos a otro lado cuando en las noticias nos hablan de la pobreza. No sabemos lo que es tener de verdad un problema. No poder irse de viaje no es un problema, no tener un plato para comer sí que es un problema. Y cada día lo tiene más gente.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Arte, Literatura y Ciencia

Hacia un mestizaje del conocimiento

SITIO BAGATELA

Sitio web-blog informativo de interés general, con 13 años de existencia en internet.

conculenci

A topnotch WordPress.com site

enlenguapropia.wordpress.com/

ideas sobre la cultura literaria

Madrid Escribe

Blog de Valerio Cruciani

A %d blogueros les gusta esto: